Implacable lucha contra el tráfico ilegal de flora

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,33 sobre 5)
Cargando…

La flora amenazada por el comercio ilegal de especies es uno de los problemas más graves para la conservación de la biodiversidad. Organismos internacionales como la ONU se han pronunciado firmemente en contra del mismo. El comercio ilegal de animales y plantas mueve millones de euros cada año en el mundo. Según un informe revelado de La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) el quinto grupo más amenazado a nivel global de especies vegetales es el de las cactáceas. El 29 de enero de 2016, Nature Plants publicó que el 31 % de las especies de cactus se encuentra en grave peligro de extinción, contrastando con el 25% de los mamíferos y el 13% de las aves.

Variedades de plantas en peligro de extinción
Flora en peligro de extinción a causa del comercio ilegal. Las cactáceas son las que se encuentran en mayor riesgo. Fuente: http://izq.mx/

Los principales motivos para la extinción de la flora vinculados a la acción ilegal son el robo y el comercio ilegal para la industria hortícola y las colecciones privadas. Inger Andersen, director general de UICN declaró que

Estos resultados son preocupantes. Confirman que la magnitud del comercio ilegal de vida silvestre ‒incluyendo el comercio de plantas‒ es mucho mayor de lo que se pensaba anteriormente, y que el tráfico de vida silvestre atañe a muchas más especies que los carismáticos rinocerontes y elefantes que tienden a ser objeto de atención mundial”.

Las cactáceas son particularmente atractivas para los coleccionistas, ya que suman a su apariencia única,  unas flores realmente muy bonitas y su singularidad debido a lo restringido de su ámbito geográfico. El 86% de ellas proceden de poblaciones silvestres. Estos datos nos alertan acerca de la gravedad de la cuestión. Es muy importante saber que en el caso de los cactus que se encuentran en las zonas áridas mexicanas -por ejemplo- proveen de alimento y agua a una variedad de especies de animales tales como ratas del bosque conejos, venados, pavos, coyotes, codornices, tortugas, etc. los cuáles funcionan como difusores de las semillas de los mismos.

Las flores de cactus también proporcionan néctar a los colibríes, murciélagos, abejas y polillas que por su parte polinizan las plantas. Además, son una fuente para el comercio hortícola, la alimentación y la medicina. Sus nutritivos frutos y tallos sirven de alimento a las comunidades rurales en este país. Al reducir sus poblaciones, todo el entorno se ve negativamente alterado.

España y el tráfico ilegal de plantas

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés) es el organismo encargado a nivel mundial de detener el avance del tráfico ilegal de flora y fauna. Es fundamental destacar que en la actualidad el mayor productor de estas especies es Europa y no México. Lamentablemente no se están aplicando en la actualidad sus reglamentaciones, lo que supone abrirle las puertas a las mafias. España también constituye un país frontera con alto riesgo de entrada entre América y África. Si bien los controles son estrictos, no falta quien eluda la ley.

Variedades cultivadas en España también están en peligro.
España también se ve involucrada en la escalada de tráfico ilegal de flora. Fuente: http://listas.20minutos.es/

Y no se trata de individuos aislados, sino que los traficantes actúan como grandes redes delictivas, ocupando el tercer puesto en materia de movimiento de dinero luego del trafico de drogas y el de armas. El Secretario General de  la ONU, Ban Ki-moon, indicó entre sus declaraciones del Día Mundial del Medio Ambiente -que se celebró el 5 de junio de 2016- que lamentablemente éstas actividades «están motivadas por las ganancias a corto plazo y no se tiene en cuenta el gravísimo daño a largo plazo que se está ocasionando para las comunidades y los hábitats”, y que, “en muchos casos, actúan en connivencia con redes de delincuencia organizada transnacional y con grupos que tratan activamente de desestabilizar a las naciones”.

Teniendo en cuenta este panorama, la ONU inició una campaña a nivel global que no tiene antecedentes históricos contra el comercio ilegal de vida silvestre, cuyo lema es ‘Feroz por la vida’ y solicita encarecidamente  el compromiso de todos para poner fin al comercio ilícito de fauna y flora silvestres.

El compromiso de todos involucra a la ciudadanía en su totalidad, quiénes pueden asegurarse de no adquirir productos prohibidos.  Los gobiernos pueden favorecer el cambio aplicando políticas eficaces dirigidas a proteger las especies y los ecosistemas.
Esta iniciativa está dirigida por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd) y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), y cuenta con el apoyo del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) y el Banco Mundial.

«Feroz por la vida», ¿Te comprometes?

Fuente  Teinteresa.es

Descubre más en nuestro blog sobre flora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here