El Programa Copernicus recopila datos de observación de la Tierra que, combinados con otras bases de conocimientos existentes de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), mejoran la comprensión del medio ambiente. De esta manera, se plantean nuevos retos y oportunidades para capacitar a los políticos y a la ciudadanía en relación con la adopción de medidas encaminadas a resolver problemas locales, nacionales y globales vinculados a nuestro entorno.

Programa Copernicus y el uso de datos para el cuidado del medio ambienteAntecedentes

Desde la década del ’70, cuando comenzaron a adoptarse los primeros actos legislativos en Europa en materia medioambiental, las autoridades han supervisado y registrado diversidad de elementos para comprender los problemas que afectan a la Tierra y, por lo tanto, a nuestra salud. Esto contó también con la colaboración de grupos de ciudadanos organizados. Por ejemplo, los observadores de aves que han recopilado datos en apoyo a la conservación de la naturaleza.

Toda la información recolectada con los años ha ayudado al conocimiento y la comprensión de las cuestiones ambientales, así como también aumentó la conciencia sobre nuestro rol en el cuidado del entorno.

Como resultado, estos conjuntos de datos altamente comparables y coherentes, ayudaron a comprender cuestiones claves que afectan al medio ambiente europeo. Los datos recolectados abarcan diversidad de temas, desde aquellos sobre gases de efectos invernadero liberados a la atmósfera hasta las tasas de reciclaje de los municipios.

Limitaciones

A pesar de los avances en la recolección de información, las observaciones y los flujos de datos seguían presentando cierto punto de fragmentación en las diferentes áreas temáticas y en los parámetros temporales y espaciales.

Como ejemplo, no se puede entender la contaminación atmosférica sin tener en cuenta qué sucede en suelos y océanos.

Programa Copernicus

En los últimos tiempos, la UE invirtió en la observación de la Tierra a través del Programa Copernicus. Este proyecto provee datos operacionales y servicios de información gracias a una variedad de tecnologías de la teledetección en diferentes áreas de aplicación.

El programa incluye imágenes satelitales de alta resolución y observaciones in situ recogidas a través de sensores sobre el terreno y el suelo, sondas meteorológicas, hasta boyas y sensores en las profundidades oceánicas.

El Programa Copernicus incluye satélites que pueden controlar y transmitir cantidad de datos de observación. Entre ellos, por ejemplo, están desde la composición química de la atmósfera hasta cambios en la vegetación durante la temporada de crecimiento.

Tanto la Comisión Europea como la Agencia Europea de Medio Ambiente están involucradas en la coordinación de diferentes aspectos del Programa Copernicus.

Copernicus cuenta con su Web oficial
Sitio oficial http://copernicus.eu/

Uso de datos para el cuidado del medio ambiente

Teniendo en cuenta toda esta información, podemos visualizar el potencial de lo que puede lograrse con el uso correcto de los datos.

Tal es el caso del uso del proyecto en relación con el cambio climático. Con la ayuda del Servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S) se ha detectado que la temperatura del aire superficial en enero de 2018 fue más cálida que el promedio de 1981-2010 en casi toda Europa.

Entonces, si se combina todo este conjunto de datos, podremos comprender mejor:

  • ¿Qué está sucediendo?
  • ¿Por qué está sucediendo?
  • ¿Qué o quiénes o se verán afectados?
  • ¿Cómo se verán afectados?

La gestión de macrodatos o “big data” obtenidos en mediciones espaciales y temporales, sumados a datos aportados por el colectivo ayudarían a entender mejor al medio ambiente y a las interrelaciones entre los problemas que se enfrenten.

Asimismo, pueden suponer nuevos retos para los encargados de su gestión. Para esto, es necesario inversión en capacidad analítica y en infraestructuras informáticas.

La combinación de todos los datos recolectados tiene el potencial de ser usado para estrategias en el cuidado del ambienteCon el Programa Copernicus se pretende no sólo comprender mejor todos los datos sobre la Tierra, sino también la creación de alianzas y el compartir el conocimiento con autoridades y ciudadanos, para contribuir a mejorar la salud de las personas y del medio ambiente.

Para finalizar, destacar que todos los datos y productos de información del Programa Copernicus son accesibles (en línea) y gratuitos. También puedes pegar un vistazo a nuestro curso de teledetección ambiental donde encontrarás todo esto y mucho más para potenciar tu perfil profesional.

Curso de Teledetección Ambiental
Accede AQUÍ nuestro Curso de Teledetección Ambiental

Fuente: AEMA.

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here