Sumideros de carbono, imprescindibles para luchar contra el cambio climático

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Los sumideros de carbono son depósitos de carbono, es decir, espacios que absorben más carbono del que expulsan y que por lo tanto reducen la cantidad de carbono de la atmósfera. Es por esta razón por la que estos espacios son muy interesantes a la hora de plantear acciones de mitigación y adaptación al cambio climático.

Los principales sumideros naturales son los océanos y los bosques. Se calcula que los océanos pueden absorber alrededor del 50% del carbono que se emite a la atmósfera. Organismos como los corales, el plancton o las algas son los encargados de absorber ese carbono mediante la actividad fotosintética. Los bosques también son también grandes depósitos naturales de carbono, ya que los organismos vegetales que encontramos en estos ecosistemas absorben carbono dióxido para realizar la fotosíntesis.

sumideros de carbono
Fuente: Seppo.net

En un marco más local, hay espacios que sin ocupar áreas tan grandes pueden ser muy interesantes a la hora de actuar como sumideros de carbono. Los humedales, por ejemplo, ocupando solamente el 4-6% de la superficie terrestre son capaces de almacenar grandes cantidades de carbono, debido a la gran cantidad de materia orgánica que generan. Los pastizales también tienen capacidad de almacenar carbono. Sin embargo, para que realmente sean eficientes en la captura de carbono es imprescindible que estos ecosistemas se mantengan en buen estado de conservación.

Sumideros de carbono y Protocolo de Kyoto

En el Protocolo de Kyoto se establecieron varias actividades relacionadas con la mejora y conservación de los sumideros de carbono. Estas actividades se dividen en dos artículos:

Artículo 3.3:

  • Forestación
  • Reforestación
  • Deforestación

Artículo 3.4:

  • Gestión de tierras agrícolas
  • Gestión de bosques
  • Gestión de pastos
  • Restablecimiento de la vegetación

Como se puede observar, la gestión de diferentes usos de tierra es muy importante en los sumideros de carbono. Realizando una gestión correcta se puede aumentar considerablemente la cantidad de carbono que secuestre un espacio natural.

En los bosques, por ejemplo, además del aumento de superficie forestal mediante plantaciones, hay varias actividades que mejoran la captura de carbono: las claras para aumentar la diversidad de especies, establecimiento de estructuras y composiciones adecuadas, turnos de corta que y otras prácticas que puedan mejorar la captura de carbono.

En lo que se refiere a la actividad agrícola, estas tierras son grandes contaminantes de la atmósfera. En este aspecto, un estudio realizado en China demostró que los cultivos ecológicos mejoran la captura de carbono de los cultivos, convirtiéndolos en sumideros de carbono. Esto se debe principalmente a que en este tipo de cultivos se utilizan abonos orgánicos.

sumideros de carbono
Campaña de reforestación de un bosque

Por último, los pastizales son también espacios donde la gestión es muy importante. Siendo zonas donde la actividad humana está muy presente, las opciones de realizar una buena gestión y mejorar la capacidad de captura de carbono crecen. Por lo tanto, se debe realizar un manejo pastoral adecuado, desbroces y quemas que permitan aumentar la materia orgánica y que impulsen la mejora de biodiversidad de este tipo de espacios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here