Responsabilidad Social Corporativa: Un compromiso empresarial ineludible

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) consiste en la actitud por parte de las grandes empresas de comprometerse de manera activa y voluntaria al mejoramiento socialeconómico y ambiental, con el objetivo de aumentar su competitividad, valoración y valor añadido.

La RSC aplica principalmente a las grandes empresas. Es un concepto de administración y gestión que se engloba en un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas que persiguen un nuevo equilibrio entre las dimensiones anteriormente citadas. Se caracteriza por tener en cuenta los impactos que todos los aspectos de sus actividades generan sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medio ambiente y sobre la sociedad en general. Se busca  conseguir una concienciación de todas las personas que conforman la empresa en los impactos que tienen las actuaciones y las actividades colectivas que en ella llevan a cabo.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es una forma de gestión definida por la ética en la relación de la empresa con sus accionistas, así como por el establecimiento de metas empresariales compatibles el medio ambiente y promoviendo la reducción de las desigualdades sociales. Consiste en la puesta en marcha de manera voluntaria de programas o proyectos sociales que contribuyan al desarrollo humano sostenible a través del compromiso de la empresa con el medio ambiente, la economía y la sociedad donde opera.

Existe una diferencia sutil en el significado de la responsabilidad social corporativa (RSC) y de la responsabilidad social empresarial (RSE) en la medida en que distingue entre la empresa y la corporación, entendiendo que la corporación incorpora a todas las organizaciones, empresariales o no e independiente de su tamaño, aunque bien es cierto que para la mayoría de las personas ambas expresiones significan lo mismo y se utilizan indistintamente.

Se trata de un nuevo paradigma que se ha venido implantando a la estrategia de las empresas españolas y también en las universidades, Pymes, organismos gubernamentales y otras organizaciones sociales.

Uno de los aspectos más destacados a tener en cuenta para llevar adelante las prácticas de la RSC es el papel cada vez más relevante que cobra la sociedad civil en relación con las empresas como catalizador entre el Estado y el Mercado.

La propuesta es abogar por un interés colectivo por sobre el interés particular. Por esta razón posee un carácter multidimensional que abarca diferentes aspectos: intereses de los consumidores, prácticas de trabajo y empleo, lucha contra el fraude y la corrupción, protección de la salud, derechos humanos y los temas relacionados con el medio ambiente.

RSC impostergable tarea
Responsabilidad Social Corporativa: una necesidad urgente para la sociedad

Entre quiénes defienden la implementación de la Responsabilidad Social Corporativa se encuentran organizaciones sociales, de defensa de los derechos humanos y de la naturaleza y otros grupos sociales que exigen a las organizaciones, en especial a las empresas, un comportamiento más respetuoso con la sociedad, con la naturaleza y  con los grupos de interés con menor poder negociador.

UN CAMBIO PARA CRECER COMO SOCIEDAD

Sin dudarlo estamos en una etapa de transformación en los sistemas de producción. Hasta hace poco, los negocios se guiaban por una competencia feroz y una ambición desmesurada de prácticas contables, ambientales y sociales que han llevado al borde de la quiebra a algunas compañías.

Los usos de la Responsabilidad Social Corporativa aumentan la competitividad a nivel global, a través de la disminución de los costes y la generación de valor vinculado a la sustancial mejora de los productos y servicios así como la optimización de la calidad de vida y el cuidado del medio ambiente.

Se puede catalogar las responsabilidades que tienen que implementar las empresas en tres áreas:

  1. Las inherentes a la actividad específica de la empresa. Si no se cuidaran, podría tener graves consecuencias para su supervivencia.
  2. Mejorar los efectos resultantes de dichas actividades sobre los grupos sociales interdependientes de la empresa, más allá de los mínimos requerimientos que se exigen.
  3. Actuaciones de la empresa que se orientan hacia mejorar determinados aspectos de su entorno social, trascendiendo su actividad específica.

Como un claro ejemplo de los beneficios que tiene el implementar estrategias de RSC  para las empresas, comentar que en el año 2001 el grupo textil Inditex decidió poner en marcha su departamento de Responsabilidad Social Corporativa. Este compromiso les proporcionó numerosas ventajas: prestigio, fidelidad de los clientes y proveedores, aumentos de las ventas, mejores respaldos financieros y trabajadores más motivados. Caso aparte lo tenemos en el denominado Greenwashing, por el cual, se describe la práctica de ciertas compañías, al darle un giro a la presentación de sus productos y/o servicios para hacerlos ver aparentemente como respetuosos del medio ambiente y normalmente enmarcados dentro de la filosofía de la RSC. No obstante, este cambio de estrategias es meramente de forma y no de fondo (puramente marketing) por lo que se convierte en un uso engañoso de la RSC. Buscar en la RSC una estrategia de lavado de cara de la marca o sus ventajas fiscales y financieras, no tiene nada que ver con la filosofía original con la que se debe encarar este tipo de estrategias.

Web de la Responsabilidad Social Corporativa de Inditex
Web de la Responsabilidad Social Corporativa de Inditex

Resulta imperativo conocer en profundidad y capacitarse acerca de los principios, aspectos, prácticas y formas de evaluación de las actividades a llevar a cabo en el marco de la Responsabilidad Social Corporativa

Descubre más en nuestro blog sobre RSC o RSE

Consulta nuestra formación en Responsabilidad Social Corporativa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here