De nuevo Pandora introduce una aplicación tan sencilla y tan peculiar como Pandora BioClim. Un curioso buscador de nichos climáticos de especies y hábitats que se estaba haciendo de rogar por los profesionales del medio ambiente. Estamos acostumbrados a ver mapas de distribución de especies, pero rara vez investigamos qué cosas acontecen en el entorno de estas especies y los hábitats en los que viven. Pandora BioClim tiene, como objetivo principal, mapear los valores climáticos en los que se mueven estas especies y contrastarlos con los valores potenciales que se dan en toda España para determinar su nicho climático. Un ejemplo lo encontramos en la siguiente ficha temática que Pandora ha diseñado recogiendo todos los factores y variables climáticas que explican la distribución de la especie del Oso Pardo (Ursus arctos):

BioClim_Presencia_Ursus_Actus_Pandora

Esta información climática no sólo sirve para enfrentar los datos más relevantes de la climatología en la que se mueven estas especies y hábitats. Al cruzar los datos advertimos franjas de valores para una misma especie o hábitat, para discernir diferentes poblaciones o manchas aisladas en zonas geográficas completamente distintas. Un buen mecanismo para visualizar, en especies, varias poblaciones completamente diferentes de una misma especie o saber el rango de valores climáticos en el que vive y que un sencillo mapa de distribución no puede aportar.

Sin duda alguna, trabajar con las distribuciones es interesante, pero más aún jugar con sus datos y poder contemplar lo que el ojo no ve con el fin de analizar las especies y su fenología a partir de sencillos datos como las precipitaciones, las temperaturas, altitudes o humedad.

logobioclimPandora BioClim, una aplicación más del basto y ya conocido Proyecto Pandora está disponible mediante mapas y gráficos para 1.400 especies y hábitats en toda España desde la sección BIOCLIM en www.proyectopandora.es

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here