Los SIG aplicados al Medio Ambiente

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Los Sistemas de Información Geográfica (a partir de ahora los denominaremos SIG) son capaces de simular y analizar datos asociados a elementos territoriales como los ríos, intervalos de temperatura, zonas boscosas, carreteras, distribución de espacios naturales, ciudades, etc.

Esta gestión de elementos hace de los SIG la herramienta primordial en la gestión territorial del medio, tanto desde el punto de vista ambiental como en cualquier otro ámbito de aplicación. Actualmente, esta gestión cartográfica se ha extendido a otros ámbitos como las redes sociales, la publicidad o las emergencias, lo que indica la importancia y la capacidad de estos sistemas para dar soluciones a una correcta planificación.

La gestión cartográfica de diferentes aspectos temáticos puede ayudarnos a analizar, evaluar y representar prácticamente cualquier aspecto territorial que deseemos. Tan solo necesitamos disponer de un software cartográfico, como por ejemplo, ArcGIS.

Las funciones más básicas desempeñadas por los SIG, dentro del medio ambiente, se basan en la superposición de mapas temáticos, con objeto de identificar zonas donde solapen aspectos concretos y poder definir objetivos para dichas zonas. Estos tradicionales análisis se realizan con herramientas tan básicas como Intersect, Merge, Unión, Clip o Dissolve. Sin embargo, lejos de las tradicionales herramientas que empleamos en ArcGIS, existen infinidad de recursos cartográficos capaces de evaluar y gestionar nuestros recursos ambientales.

Así, por ejemplo, la composición RGB de imágenes aéreas puede ayudarnos a advertir elementos específicos del territorio o visualizar cualidades concretas, como los valores de temperatura o los niveles de clorofila, pudiendo distinguir diferentes tipologías de cultivos que rápidamente advertiremos con nuestros ojos sobre una imagen satélite.

SIG
Mapa de cultivos generado con SIG.

Podemos analizar diferentes parámetros naturales como la vegetación, la altitud, la proximidad a zonas urbanas o la presencia de zonas húmedas con el fin de generar mapas de aptitud territorial o distribución potencial que identifiquen las principales zonas donde encontrar una especie o reintroducirla.

SIG
Mapa de distribución potencial de especies realizado con SIG.

El empleo de tecnología LIDAR puede ayudarnos a representar información en 3D realizando análisis específicos basados en cálculos de distancia y volúmenes de alta precisión.

La modelización de escenarios es una práctica muy interesante dentro del mundo de los SIG y el medio ambiente, pues permite representar escenarios en 3D recreando una posible situación real o generar análisis predictivos de acontecimientos futuros como la aparición de un terremoto, una plaga o una inundación.

SIG
Modelo predictivo de potencial zona de inundación realizado con SIG.

Los análisis de diferentes aspectos vinculados con el medio pueden ofrecer un peso o cualidad al territorio que lo haga susceptible de ser gestionado para unos u otros usos. Este es el caso de los análisis de fragilidad paisajística en los que podemos llevar a cabo análisis visuales del territorio y en función de las unidades visuales generadas, desempeñar unos u otros objetivos de gestión. La visualización cartográfica en 3D puede ayudarnos a advertir el impacto visual de elementos dentro del entorno natural.

SIG
Análisis de fragilidad paisajística realizado con SIG.

Es evidente que, los SIG, son la herramienta clave en la gestión del territorio, existiendo infinidad de herramientas de aplicación directa con el fin de obtener un resultado técnico específico y tan variable como la diversidad de temáticas que puede amparar el medio ambiente. Desde análisis geológicos hasta estudios con fauna, clima, paisaje, hidrología, minería o cualquier otra temática susceptible de ser analizada cartográficamente. Para los SIG no existen límites de análisis y se posicionan como la principal herramienta de obligado conocimiento en el mundo laboral para cualquier gestor del territorio y de los recursos naturales.

Autor : Roberto Matellanes Ferreras

2 Comentarios

  1. Artículo muy interesante, comparto el punto de vista, más bien realidad de que los sistemas de información geográfica son una herramienta más que necesaria para la interpretación del estado del medio natural.
    Actualmente estoy trabajando en este campo, y lo veo día a día, pero ¿se puede ir más allá? ¿Podrían tener los sistemas de información geográfica un papel más activo en la valoración medioambiental? ¿Se podría dar el caso que los SIG empezar a substituir a la valoración del técnico dentro de estos análisis?, creo que este es el siguiente paso.

  2. Hola José Luis. Pues ciertamente… es así. Y lo mejor de todo os que no es el siguiente paso, ya existe esta situación. Sin ir mas lejos, con programar un sensor de satélite a jugar con bandas del espectro saca lo que deseamos sacar sin necesidad de que el técnico tenga que evaluar o fotointerpretar el territorio. Está claro que las tecnologías terminarán controlándonos a nosotros.
    Y otra cosa curiosa es cómo la cartografía ofrece información paradójica de gestión sin tener que estar vinculada directamente a su análisis o creación. Un ejemplo lo tienes con Google y Twitter. Google ha analizado las búsquedas de palabras que tienen que ver con la sintomatología de la gripe A. Twitter evaluó las IP desde donde twitteros permanecieron 7 días sin escribir (periodo aproximado de enfermedad de la gripe). Ambos dos consiguieron, si analizar datos, un mapa de distribución de la gripe mucho más fino que el de la OMS. Ahí queda…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here