ISO 9001 ¿Por qué es importante la gestión de la calidad?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 2,69 sobre 5)
Cargando…

¿Cómo se puede lograr que una empresa sea reconocida de manera positiva por la calidad de sus productos y/o servicios a la vez que esta mejora su productividad? ¿Cómo se puede fomentar una cultura empresarial enfocada a la calidad y a la mejora continua?

La respuesta es sencilla, implantando un sistema de gestión de calidad ISO 9001.

ISO 9001¿Qué es la ISO 9001?

ISO 9001 es un estándar internacional  que  ha sido adoptado por empresas de todo tipo  y tamaño alrededor del mundo.  El estándar especifica los requerimientos para la implantación de un sistema de gestión de la calidad, y recoge las mejores prácticas para su aplicación, ya sea interna, para certificación, o con fines contractuales.

Es además compatible con otros sistemas de gestión  como el definido por la ISO 14001 de gestión ambiental.

Cuando los sistemas de gestión de la calidad son implantados y gestionados adecuadamente, pueden ayudar a las organizaciones a aumentar el grado de satisfacción de los clientes,  porque los objetivos que se establecen toman en cuenta las necesidades y expectativas de éstos y las organizaciones orientan todo su esfuerzo en presentar productos o servicios que cumplan con los reglamentos aplicables y que satisfagan los requerimientos y solicitudes que el cliente pueda tener o necesitar en el futuro.

Todo esto genera confianza y diferenciación de la marca, asegura la  preferencia de los clientes  por la empresa y garantiza la permanencia en los mercados a largo plazo.

La gestión de la calidad nos ayuda a reducir la improvisación, ya que esta herramienta permite llevar una trazabilidad de todos los procesos de la empresa, de tal manera que podamos saber en todo momento cómo actuar en situaciones de funcionamiento normales, óptimas o adversas. La gestión de la calidad brinda una oportunidad clave, no sólo para planificar, sino también para establecer los mecanismos para el seguimiento, control y la mejora continua de cada proceso.

A través de la aplicación eficaz del sistema, es posible alcanzar una estabilidad en el desempeño de los procesos, lograr productos o servicios con cero defectos desde la primera vez,  reduciendo así  los costes, lo que se traduce en una alta productividad y un importante ahorro de costes para la empresa.

Para finalizar, la norma ISO 9001 reconoce en el personal la esencia de la organización, y promueve su formación, participación y liderazgo en todos los niveles, los motiva y  posibilita que sus habilidades sean usadas para el beneficio de la empresa.

Podemos concluir entonces,  que el hecho de contar con un sistema de gestión de la calidad bajo la ISO 9001 es una ventaja competitiva y debería ser una decisión estratégica tenida en cuenta por todas las  organizaciones.

Descubre más en nuestro blog sobre Gestión de Calidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here