Finalizamos el último lunes de abril con el Indicador de Distancia a Núcleos de Población, un indicador indicador destinado a evaluar las distancias de forma lineal entre los centros poblacionales más significativos.

A la vista del análisis, el indicador, no sólo nos muestra las distancias advirtiendo las zonas más despobladas. También advertimos la distribución en torno a la que se concentran los principales núcleos poblacionales. El análisis de distancias hace que los núcleos poblacionales queden representados en color amarillo permitiendo observar su patrón de distribución. Existe una clara tendencia a desarrollarse pequeñas y abundantes poblaciones por las zonas costeras mientras en las zonas de interior, las pequeñas poblaciones, se distribuyen en torno a una población más grande.

IDNP

Nuestra vista tiende a advertir ciertas curiosidades. La más marcada es las diferencia entre el norte y el sur peninsular. La mitad norte de España dispone de una gran densidad de poblaciones mientras la mitad sur corresponde a una zona con menor número de núcleos y más dispersos entre sí. Algo similar ocurre en la llanura del Ebro donde la llanura se encuentra escasamente poblada mientras los pocos núcleos existentes se dan de forma lineal a lo largo del río Ebro.

Comunidades Autónomas como Galicia y Castilla León disponen de abundantes poblaciones mientras otras como Extremadura o Andalucía presentan espacios más abiertos pudiendo existir distancias de hasta 50 kilómetros entre unas poblaciones y otras.

 

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here