Huella de carbono en el sector textil

¿Qué pasos involucra la fabricación de indumentaria? ¿Qué productos se usan en las materias primas? ¿Cuál es la cantidad de agua necesaria para elaborar una polera de algodón? La huella de carbono en el sector textil analiza el ciclo de vida de la ropa y su impacto en el medio ambiente.

El sector textil es de las industrias más contaminantes del mundo
Fuente: flickr

La huella de carbono identifica la cantidad de emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero) de un producto (durante todo su ciclo de fabricación) o de las actividades diarias del ser humano en el planeta.

Las calculadoras de este indicador se encargan de valorar nuestros hábitos en cuanto a consumo de energía y su resultado se expresa en toneladas de CO2.

La industria textil y su huella de carbono

En este contexto, la huella de carbono en el sector textil tiene en cuenta los recursos empleados en la producción de ropa y los utilizados durante su uso en la vida cotidiana. Así, calcula el impacto que se produce en la naturaleza.

La industria textil está dentro de las más contaminantes: desde la fabricación de fibras sintéticas hasta las naturales, el teñido, la “basura textil” y fundamentalmente su ciclo de vida.

El algodón es la fibra natural más utilizada en el mundo por la industria. Este material tiene impactos directos e indirectos: ocupación de tierra necesaria para el cultivo, pesticidas empleados, energía utilizada durante su transporte, uso de tintes y, principalmente, el agua.

El algodón es la fibra más utilizada en el sector textil
Fuente: pixabay

El agua, presente durante todo el ciclo de vida de la ropa

La Huella hídrica, de la que ya se ha hablado anteriormente, es un indicador fundamental al analizar la huella de carbono en el sector textil.

El agua es el recurso presente durante todo el ciclo de vida de una prenda
Agua: recurso presente durante todo el ciclo de vida de una prenda. Fuente: publicdomainpictures.net

Por ejemplo, para fabricar una polera de algodón se necesitan más de 2 mil litros de agua. Por otro lado, solo para teñir, se consumen de 30 a 60 litros de agua por cada kilogramo de tela fabricado.

Los hábitos cotidianos generan el mayor impacto

Asimismo, el mayor porcentaje de la huella de carbono durante la vida útil de una prenda se genera durante su uso cotidiano, entre lavado y secado de la prenda. Para recolectar estos datos, se consideró la utilización por un período de 2 años, por 200 días en total y 50 lavados en promedio.

¿Cuáles son las fibras más respetuosas con el ambiente?

MADE-BY, organización europea de moda sostenible, elaboró un listado de las fibras más respetuosas con el ambiente para confeccionar ropa. En este trabajo, uno de los indicadores fue la huella de carbono generada por los materiales.

Según esta publicación, la camiseta que menos emisiones de efecto invernadero genera a lo largo de su ciclo de vida es la elaborada con algodón ecológico: 3,09 kilos de CO2. Según este trabajo de Anvil, la siguiente con menos emisiones es la fabricada a partir de botellas de plástico PET (3,29 kgCO2), luego la de algodón convencional (3,87 kgCO2) y finalmente la de algodón reciclado (3,99 kgCO2).

En conclusión, todos contribuimos en la huella de carbono en el sector textil. Más allá de la industria, desde nuestro lugar como usuarios resulta esencial los hábitos de consumo, el tipo de lavadora que tengamos o la temperatura del agua de los programas que utilicemos.

Fuentes: Biwil / El Pais / sostenibilidad.com

Descubre más en nuestro blog sobre Huella de Carbono

curso-huella-carbonoCURSO DE EXPERTO EN CÁLCULO DE HUELLA DE CARBONO

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here