Hábitat y nicho ecológico ¿En qué se diferencian?

En Ecología, al hablar de características de los organismos y el medio en el que se encuentran, se emplean los términos hábitat y nicho ecológico. Mientras que el primero hace referencia al lugar donde vive un organismo, el nicho ecológico esposición relacional de una especie o población en un ecosistema.

Hábitat y nicho ecológico están íntimamente vinculados con el ecosistema
Ambiente tropical y manatíes. Fuente: pixnio

Hábitat

Este es un término muy empleado al describir dónde se encuentra una especie. En particular, es el lugar físico.

El hábitat, según el ecólogo Jorge Morello, incluye la unidad de relieve (una hondonada, una cumbre, un pantano), el organismo soporte (la mata de pasto, el tronco podrido), el microclima, el suelo, y el resto de los seres vivos.

Asimismo, el hábitat tiene características, rasgos propios que lo definen. Es un lugar específico de la tierra, el agua, el aire y el suelo.

Nicho ecológico

A su vez, el nicho ecológico es la estrategia de supervivencia utilizada por una especie, que incluye la forma de alimentarse, de competir con otras, de cazar, de evitar ser comida. Por lo tanto, es la función que cumple una especie – animal o vegetal – dentro del ecosistema.

El nicho ecológico es un concepto amplio. No se refiere solo al espacio físico si no al papel funcional de un organismo en la comunidad y a su posición dentro de las variantes ambientales (temperatura, humedad, ph, suelos). Es decir, cómo actúa una especie bajo determinadas condiciones ambientales del hábitat y bajo la influencia de otras especies.

El nicho ecológico es función que cumple una especie – animal o vegetal – dentro del ecosistema. Fuente: wikimedia commons

Por último, puede diferenciarse (según Hutchinson) el nicho efectivo o ecológico real y el nicho fundamental o ecológico potencial. El primero es el tipo de vida y recursos que un organismo utiliza. El nicho fundamental o potencial corresponde a todo lo que potencialmente puede ocupar.

Cómo se relacionan hábitat y nicho ecológico 

Hábitat y nicho ecológico están en estrecha relación con el ecosistema. Un hábitat puede ser compartido por individuos de distintas especies, cada una con distintos nichos ecológicos.

El papel o nicho que desempeñan los individuos de una especie es único en un ecosistema. Según la Breve enciclopedia del ambiente, en ecosistemas semejantes, se pueden reconocer las mismas “profesiones”: polinizadores, fotosintetizadores, carroñeros, distribuidores de semillas, descomponedores de materia orgánica.

Sin embargo, cuando el nicho de dos especies es similar (roles funcionales parecidos) en un mismo ecosistema se desencadenará la competencia interespecífica.

Cada especie tiene una determinada estrategia de supervivencia en su hábitat
Fuente: pixabay

Como ejemplo, en un bosque (el hábitat) conviven pájaros y ciervos. Cada uno posee su nicho ecológico: copa de los árboles y sotobosque.

Hábitat y nicho ecológico en conservación

Tal como se mencionaba al principio de este artículo, hábitat y nicho ecológico son términos empleados en Ecología. Especialmente relevante es su definición en conservación al hablar de especies introducidas.

La introducción de especies exóticas produce un desequilibrio en los ecosistemas naturales. Muchas veces éstas comienzan a competir por un mismo nicho ecológico con las especies autóctonas o nativas que, si son desplazadas, afectan el ecosistema y repercuten tanto en otros organismos del hábitat como en las actividades que allí puedan realizarse.

Fuentes: Ciencia y Biología / crycit – Breve enciclopedia del Ambiente

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here