Fotogrametría, el arte de medir a la distancia

Medir, medir y medir, ¡cómo no gusta medir! Medir es algo que hacemos de manera natural. Algunas veces para hacer el seguimiento de algo, o simplemente para saber qué es lo que hay. La medición desde la perspectiva territorial abarca mucho espacio, por lo que se deben utilizar otras técnicas diferentes a la medición directa para llevar a cabo dicho proceso, y es en esta situación donde encontramos las técnicas de fotogrametría. La fotogrametría consiste en utilizar fotografías aéreas o imágenes satelitales para establecer la ubicación, dimensión y forma de cualquier objeto visible desde cualquier altura. Este tipo de metodología tiene varias aplicaciones a nivel de cartografía y de manejo de recursos naturales, ya que pueden cubrir grandes extensiones de tierra.

¿Cómo funciona la fotogrametría?

Como se mencionó con anterioridad, la fotogrametría se basa en imágenes tomadas a gran altitud para lograr una mayor cobertura de la superficie de la tierra. Con dichas fotografías o imágenes no solamente se pueden medir superficies, sino también obtener una representación del relieve o geomorfología a través de las sombras que las geoformas  (el relieve) generan a lo largo del día. Cuando se tienen imágenes tomadas el mismo día y en condiciones similares de tiempo, es posible utilizar un par de fotografías o imágenes y crear el efecto estereoscópico necesario para inferir la altura d cualquier objeto sobre la superficie terrestre basados en las sombras proyectadas por cada objeto en la superficie.

fotogrametria
Toma de imágenes para crear efecto estereoscópico. Fuente: Universidad de Murcia

Estos efectos fueron trabajados en un comienzo de manera análoga, es decir, se utilizaban aparatos estereoscópicos para analizar fotografías aéreas y obtener así mediciones precisas. Sin embargo, al ser tomadas por cámaras dentro de aviones y al estar a merced de fuertes vientos, las imágenes resultado tenían variaciones de altura y orientación con respecto a la superficie haciendo que el análisis fotogramétrico fuera menos preciso. Con la mejora tanto de cámaras como métodos de toma, se hizo posible la toma de imágenes de manera digital a una mayor altura donde las condiciones medioambientales son más estables. Dichas imágenes digitales son analizadas de manera digital.

¿Qué es la fotogrametría digital?

La fotogrametría digital permite tener resultados más precisos a una mayor cobertura, además de automatizar varios procesos dentro del análisis como lo son la rectificación de la imagen de acuerdo a la forma esferoidal de nuestro planeta. Inclusive, es posible hacer el levantamiento de modelos tridimensionales del relieve o de objetos mediante la utilización de pantallas polarizadas que permiten al ojo humano medir alturas de edificios, geoformas y otros objetos del paisaje.

fotogrametría digital
Ejemplo de software de Fotogrametría digital en vías de comunicación. Fuente: DIGI21

A pesar de todos los avances tecnológicos tanto en cámaras como en la maneras de transportarlas, la medición de lo que nos rodea sigue basándose en los principios ópticos de fotogrametría desarrolladas con las fotografías terrestres como aéreas. Aún si no has trabajado con imágenes satelitales, es posible que hayas estimado la altura de algún amigo a través de alguna foto de Facebook. Así pues, sin que te hayas dado cuenta has aplicado fotogrametría de una forma muy sui generis.

Descubre más en nuestro blog sobre la fotogrametría, la Geomática o nuestro Curso de Introducción al Análisis Fotogramétrico

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here