Europa se moviliza contra el TTIP con la entrega de más de 3 millones de firmas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No puntuado todavía)
Cargando…
sputniknews.com
sputniknews.com

Se trata del rechazo más multitudinario en Europa a un acuerdo comercial que tendrá que ser refrendado por el Parlamento Europeo

La Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) ‘Stop TTIP’ ha entregado al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, 3,28 millones de firmas recogidas de los 23 estados miembros que exigen el cese de las negociaciones en la firma del acuerdo de libre comercio entre Europa y EEUU, y que otorgará a los inversores extranjeros un sistema de justicia privilegiada que les permitirá desafiar normas europeas sobre medio ambiente, salud o derechos sociales.

La alianza ciudadana compuesta por más de 500 colectivos entre los que figuran movimientos sociales, sindicales y ciudadanos ha conseguido durante el último año el apoyo más multitudinario registrado en Europa para tumbar un acuerdo que tendrá que ser refrendado por el Parlamento Europeo.

El TTIP, siglas inglesas del Transatlantic Trade and Investment Partnership, es un tratado comercial y de inversiones entre la UE y Estados Unidos que propone crear la zona de libre comercio más amplia del mundo. Un acuerdo que para diferentes colectivos ecologistas desmantela la protección al medio ambiente. «Supondría borrar de un plumazo todos los logros conseguidos en Europa en las últimas tres décadas», asegura Mario Rodríguez, director de Greenpeace España. Desde las ONG ecologistas atribuyen al TTIP la potestad para dar libre acceso a la entrada en Europa a todo tipo de empresas, proyectos y productos americanos que no cumplen con nuestras leyes.

Productos como la carne con hormonas, prohibida en Europa pero que se consume en EEUU, podría llegar a nuestros mercados. Además, las multinacionales americanas tendrían licencia para buscar gas en nuestro subsuelo usando la controvertida técnica del fracking.

Intereses de multinacionales americanas

Desde otros colectivos que también participan de la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) como La Via Campesina o Attac, y municipios de algunas grandes ciudades europeas y españolas como Madrid y Barcelona consideran que no es necesario un acuerdo comercial de esta magnitud, ya que los aranceles medios son ya muy bajos en las relaciones comerciales entre EEUU y la UE. De esta forma, ven en el TTIP los intereses de las grandes empresas multinacionales de EEUU por entrar en Europa y por imponer unas estrategias agresivas que rebajarían las importantes exigencias medioambientales de la UE en temas como el fracking o los transgénicos,  pondrían en riesgo el carácter público de muchos servicios municipales (agua, electricidad…) y llegando incluso a minar los derechos laborales que ahora disfrutan los trabajadores europeos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here