El cargamento del Modern Express evidencia la falta de control sobre la madera ilegal en la EU

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No puntuado todavía)
Cargando…

El 26 de Enero de 2016 el carguero panameño Modern Express, de 160 metros de eslora  y cuyo cargamento incluía 3600 toneladas de madera y una decena de máquinas de obra pública, quedo varado en el Golfo de Vizcaya. La legalidad de esta madera todavía no está corroborada por lo que desde el Gobierno de Gabón, el cual se ha visto obligado a abrir una investigación al respecto al tenerse sospechas de la ilegalidad de dicho cargamento.

Fuente: Greenpeace.
Fuente: Greenpeace.

Pese a la aprobación en Marzo de 2013, del reglamento de madera de la UE, parece que esta no se está aplicando de la manera más eficiente, puesto que la existencia de casos como este se dan más de lo les gusta admitir a las autoridades europeas, hecho  que está siendo denunciado por numerosas ONGs ambientales.

Ante las dudas existentes sobre el cargamento del carguero el Gobierno de Gabón ha solicitado al de España, toda la información sobre el cargamento exacto del Modern Express, además la apertura de una investigación por parte de la Interpol para determinar la procedencia de la madera, ya que tras analizar la documentación existente del mismo, el barco alberga en tu interior 4.089 toneladas de madera aserradael barco llevaba troncos de madera tropical a bordo, algo que está prohibido por la legislación de este país.

El reglamento aprobado por la EU ha tardado en implantarse en España la cual fue apercibida por la UE al no dar cumplimiento a la transposición de esta normativa a la legislación española que finalmente se incluyó en el BOE el 11/12/2015 mediante la aprobación del Reglamento EUTR.

De confirmarse la procedencia ilegal del cargamento, quedaría demostrada la facilidad con la que se incumple esta legislación no solo en el país de origen de la madera, sino en los países receptores donde ya existe una normativa que prohíbe este tipo de prácticas, como es el caso de la Unión Europea.

Fuentes: La Voz de Galicia y Greepeace.org.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here