Descubrimos el ave del 2019

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Recién empezado el 2019 ya podemos hacer un pequeño redoble de tambores puesto que: ¡ya tenemos Ave del año!

Como sabéis, se trata de una iniciativa llevada a cabo desde 1988 por SEO/BirdLife cuyo objetivo es dar visibilidad a la situación que atraviesan algunas de nuestras especies. Se trata de una eficaz fórmula para poner el foco en las especies amenazadas de avifauna y mejorar su conservación.

UNA INICIATIVA YA ADULTA

A lo largo de estos 30 años han sido diversas las especies a las que se les ha otorgado dicho título: el buitre negro, el águila imperial, el cernícalo primilla, el milano real o el quebrantahuesos, entre otros.

Y este año no iba a ser menos. Durante los primeros días de enero, se ha llevado a cabo una votación pública a través de su página web en la que se debía optar por apoyar a una de las siguientes especies finalistas: el alcaudón real, el chorlitejo patinegro y el aguilucho cenizo.

Y en plena efervescencia de entregas de Premios cinematográficos podemos decir aquello de: <<And the winner is…>> ¡El chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus)!

Ave
Fuente: SEO BirdLife

Efectivamente, esta pequeña limícola se ha impuesto, con más de un 35% de los votos, hasta ser la finalmente galardonada, en una votación que registrado máximos de participación. Así que, vamos a adentrarnos un poco más en el mundo de esta nerviosa especie para concederle esa merecida publicidad.

UN ESCENARIO PERFECTO…

Esta especie nidifica en suelos arenosos con vegetación dispersa o en playas con restos vegetales arrastrados por las mareas. No es raro que haga dos puestas, abril-mayo y mayo-junio, naciendo unos polluelos activos desde el principio.

En España podemos ver al chorlitejo patinegro correteando en el litoral mediterráneo y atlántico (parte de Andalucía), así como en áreas húmedas de Castilla La Mancha y Andalucía y en algunos puntos de la costa gallega. Afortunadamente, la tenemos a lo largo del año en nuestro país ya que, una parte de la población, aunque pequeña, permanece en las zonas de cría, además de sumarse los individuos procedentes de Países Bajos, Alemania o Francia que invernan aquí.

Se trata de un ave incluida en el Libro Rojo de las Aves en la categoría de Vulnerable. En España se estiman unas 5.000-6.000 parejas, estando casi el 50% de la población reproductora en Doñana y el Delta del Ebro, es por eso que, el hecho que sí que parece contrastado es que hay una reducción en el número de localidades de nidificación. Pese a que no se dispone de información precisa para determinar su tendencia evolutiva, lo que sí que podemos decir es que su área de ocupación está muy fragmentada, siendo inferior a 500 km2.

…PERO LLENO DE AMENAZAS

Y es que, pese a que nuestro país goza del entorno perfecto para satisfacer los requerimientos ecológicos de este pequeño pájaro, pero su situación como reproductor es muy frágil debido a las presiones ejercidas en sus lugares de reproducción.

Una de esas principales amenazas de las poblaciones litorales es la destrucción del hábitat dunar, debido fundamentalmente a la limpieza mecánica de las playas que conlleva la destrucción de sus nidos, a la que se unen las molestias que les ocasionamos cuando vamos como turistas. En estas zonas se ha producido un problema añadido, el abandono de las explotaciones salineras tradicionales, refugios de reproducción de la especie.

Ave
Fuente: Enciclopedia virtual de los vertebrados españoles (http://www.vertebradosibericos.org)

Sin embargo, en las zonas del interior sufre los problemas habituales de nuestros humedales. Las fluctuaciones del nivel hídrico y la degradación de los mismos, junto con la depredación, hacen que sus poblaciones se vean fuertemente mermadas.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

Parece lógico, vistas las amenazas a las que hace frente la especie, que la principal medida de conservación pase por la protección y restauración de esas zonas de vegetación dunar, siendo una buena propuesta las restricciones de acceso a las zonas especialmente sensibles en el periodo de nidificación.

A esta última se suma el control de la depredación o el mantenimiento adecuado de las salinas.

Desde aquí dar la enhorabuena a SEO/BirdLife por, una vez más, demostrar su enorme concienciación y compromiso a través de propuestas como ésta, que nos deben servir de inspiración para nuestro día a día.

¿Quieres aprender a censar especies como el chorlitejo patinegro? Realiza nuestro Curso de Inventarios Naturales en el que aprenderás diferentes metodologías de seguimiento de fauna.

Autora: Marisa Pérez 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here