A lo largo del mes de enero, la energía eólica produjo el 24,7% del suministro eléctrico en España. Esta alcanzó una demanda mensual de 22.635 GWh, generando 5.300 GWh, lo cual supone un 10,5% más que el mismo mes del año pasado. Se trata de datos de la Red Eléctrica de España (REE), que difunde también la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

Los parques eólicos españoles (que son más de 1000) estuvieron dos meses consecutivos generando el 25% de la electricidad consumida, concretamente un 25,1% en diciembre de 2017 y un 24,7% en enero de 2018. En esos dos meses, la energía eólica fue la tecnología que más electricidad generó en el sistema energético. Por otro lado, en 2017 la potencia eólica incrementó en un total de 95,775 MW eólicos, de los que 59,1 MW se instalaron en las Islas Canarias.

A esto hay que añadir que España cuenta con 23.121 MW instalados en sus más de 1000 parques eólicos, los cuales están distribuidos en 800 municipios españoles. El sector eólico tiene además 210 centros de industriales en 16 de las 17 Comunidades Autónomas.

 

Nuestro país es el cuarto exportador de aerogeneradores del mundo entero

España es el quinto país en potencia instalada, y el cuarto exportador de aerogeneradores de todo el mundo. Además, se trata del séptimo país por patentes eólicas. Cabe destacar que las energías renovables son cada vez más populares en este país, gracias al trabajo de compañías como la eléctrica Energya VM.

El viento ha sido la principal fuente de electricidad en España durante los meses de diciembre, enero y febrero, colocándose por encima del uranio, el gas, el carbón y el petróleo. Según datos dados a conocer por el operador del sistema eléctrico nacional, Red Eléctrica de España, la tecnología eólica ha sido la que más kilovatios hora ha producido durante estos tres últimos meses.

La producción de energía de origen eólica alcanzó en el mes de febrero los 4.626 GWh. El viento generó el mes pasado un 4,7% menos que en febrero del año anterior. Aun así, los 23.121 megavatios de potencia eólica instalados en España produjeron más electricidad que ninguna otra tecnología a lo largo del mes de febrero.

energía eólicaLa energía eólica, primera tecnología del mix en diciembre y enero

Igualmente, la eólica fue también la primera tecnología del mix en el mes de enero, lo fue también durante el mes de diciembre. Según datos publicados por Red Eléctrica de España, el viento produjo en diciembre de 2017 el 24,3% de todos los kilovatios generados por el parque eléctrico nacional.

Ya en enero, generó el 24,7% de la electricidad producida en España, y en febrero el 22,5%. La tecnología eólica produjo más electricidad que la nuclear en todos los casos, quedándose esta última en un 21,8% en el mes de diciembre; en un 23,7% en enero y en un 22% en febrero.

Según el operador (REE), en febrero de 2018: “la demanda peninsular de energía eléctrica se estima en 21.305 GWh, un 7% superior a la registrada en el mismo mes del año anterior”.

Un dato que se matiza apuntando que: “si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda peninsular de energía eléctrica ha crecido un 3,7% con respecto a febrero de 2017”.

Las renovables produjeron el 38,5% de los kilovatios durante febrero

Durante el mes de febrero, las fuentes renovables de energía (el agua, el Sol, el viento, la biomasa y  las olas) produjeron el 38,5% de los kilovatios hora generados en España. Las fuentes fósiles (el carbón, el gas, el petróleo y derivados) generaron el 37,4% de la electricidad. El 22% de la producción eléctrica salió de las centrales nucleares. España ha generado el 1,3% de su electricidad con residuos, en tanto que un 0,8% es asignado al bombeo.

España, Alemania y el Reino Unido representan el 58% de la capacidad instalada acumulada de energía eólica de Europa, según un informe reciente. Dicho documento recoge que el porcentaje de electricidad producida en este país a través de esta fuente renovable, alcanza el 18,6%, ocupando nada menos que el quinto lugar en la Unión Europea, donde el promedio de cobertura del mix es de 11,6%. Tal como se sabe ya, Dinamarca es el país que más energía eólica consume, concretamente un 44,4%. Le sigue Portugal, con un 24,2%, Irlanda, con un 24%, y Alemania con un 20,8%.

En Europa se han batido diversos récords en lo relativo a la energía eólica a lo largo de 2017. Se han instalado por un lado 15,7 GWh de nueva capacidad eólica, y por otro, se han registrado inversiones para un total de 11,5 GWh por un valor de 22.300 millones de euros.

A esto hay que añadir que para seis Estados miembros de la UE resultó ser un año récord en nuevas instalaciones. Concretamente para Alemania (6,6 GWh), Reino Unido (4,3 GWh), Francia (1,7 GWh), Bélgica (476 MW), Irlanda (426 MW) y Croacia (147 MW).

La segunda forma más grande de capacidad de generación de energía en Europa sigue siendo el viento

El viento continúa siendo la segunda forma más grande de capacidad de generación de energía en toda Europa, en cuyo mix energético participó en el año 2017 con una cuota del 18%. En total, generó 336 TWh, suficiente para cubrir el 12% de la demanda de electricidad de la UE.

El estudio ha puesto de manifiesto también la diferencia en el tamaño de los aerogeneradores que fueron instalados en tierra durante 2017 en función de cada país. Refleja por ejemplo que mientras que en España el promedio de instalaciones ha elegido turbinas de 2 MW de potencia, Dinamarca y Finlandia han optado por máquinas con potencia nominal de 3.4 MW.

Respecto a las inversiones en energía eólica, estas representaron el 52% de las realizadas en energía limpia en 2017, en comparación con el 86% en 2016. Los proyectos eólicos onshore representaron el 35% del total de la actividad de inversión en el sector de las energías renovables.

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here