¿Cómo contribuyen los Huertos Urbanos en la salud de las personas?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Los Huertos Urbanos son espacios que han proliferado cada vez más con el paso de los años. En la actualidad, además de producir alimentos, se encuentran relacionados con actividades de ocio y actividades sociales en las que los propios usuarios se relacionan entre sí, creando un ambiente muy agradable entre todos ellos, incentivando de este modo el desarrollo de una identidad comunal. Estos espacios verdes, tienen un efecto muy saludable en las ciudades, ya que contribuyen en la disminución del efecto “Albedo”. No obstante, provoca también la disminución del efecto “Isla de Calor” del clima local de la zona, atemperando el clima y atenuando las oscilaciones térmicas.

Huertos urbanos
Fuente: Verdecora.es

¿Qué beneficios aportan los Huertos Urbanos?

  • Realización de ejercicio físico: En estos espacios se produce un aumento de la actividad física, lo cual supone un beneficio muy importante en la salud de los usuarios que participan en estos entornos. Los huertos urbanos les permiten realizar ejercicio físico de manera moderada lo que redundará en un mayor bienestar físico y mental, que además de ayudar a fortalecer los huesos y las articulaciones, baja la presión arterial y ayuda a manejar el estrés.
  • Alimentación más saludable: Desde el punto de vista de la alimentación, estos espacios contribuyen de manera significativa en la salud de la ciudadanía. En ellos es más fácil obtener alimentos frescos y de mayor calidad que los que se pueden encontrar en tiendas o supermercados. Por ende, suponen una gran ventaja en la mejora de la calidad de vida y salud de las personas, debido a que en el cultivo de dichos productos se prescinde de productos químicos como fertilizantes o pesticidas.
  • Mejora del entorno en el que se encuentran: Estas áreas de cultivos son consideradas como espacios positivos para la ciudad, puesto que al ser espacios verdes contribuyen a reducir las emisiones de CO2. Esta tarea la llevan a cabo mediante la captura del dióxido de carbono que realizan las plantas y los árboles, al mismo tiempo que proporcionan belleza al entorno urbano en el que se encuentran localizados.
  • Mejora del estado de ánimo de los usuarios: La realización de actividades en los huertos urbanos, hace que muchas de las personas que participan en él, mejoren su estado de ánimo. En la mayoría de las ocasiones los huertos son considerados como espacios terapéuticos destinados a colectivos que presentan ciertas dificultades para desenvolverse e integrarse en la sociedad como es el caso de las personas de la tercera edad, discapacitados o personas que se encuentran en riesgo de exclusión social, para las cuales, el trabajo en el huerto es una herramienta que sirve para mejorar tanto su estado físico como psíquico, mejorando así su estado de ánimo y su calidad de vida en general.
Huertos urbanos
Fuente: domusvi.es

¿Incrementan estas áreas de cultivos la esperanza de vida de la población?

En la actualidad, las condiciones de vida en las ciudades han mejorado significativamente con respecto a hace cientos de años. La esperanza de vida ha aumentado en algunas de las zonas donde se encuentran ubicadas áreas de cultivos, donde la mayoría de los habitantes tienen acceso a alimentos más frescos y sanos. De esta forma se promueve la salubridad entre los ciudadanos.

Existen estudios científicos que demuestran que estar en contacto con la naturaleza suma años de vida, y que, además supone una gran ayuda para deshacerse del estrés diario, puesto que el plantar tus propias frutas y verduras, hace que se valore el trabajo llevado a cabo, además de la realización del esfuerzo físico generado y la mejora de la calidad de vida de los usuarios que participan en las plantaciones.

“Si una parte importante de tú tiempo se moviera alrededor de un huerto propio, tú vida podría verse beneficiada”. Esa es la conclusión a la que ha llegado Dan Buettner, una periodista del National Geographic, la cual realizó un estudio de por qué en algunos lugares del mundo la esperanza de vida de la población se disparaba obteniendo como resultado, que las personas organizaban su vida alrededor de su propio huerto, donde estas además de consumir productos muchos más saludables, también habían cambiado sus hábitos, aprendiendo a manejar situaciones complejas de la vida diaria.

En definitiva, la práctica de la horticultura supone una preeminencia para el propio ser humano, tanto a nivel físico como mental. Asimismo, las experiencias de la agricultura urbana demuestran que los huertos urbanos, son instrumentos útiles de rehabilitación urbana ecológica, pues tienen una gran influencia tanto en aspectos sociales como ambientales que benefician considerablemente a los usuarios que participan en estos lugares, ya que son espacios en los que se realizan actividades que potencian de manera significativa las relaciones sociales.

Para terminar, se puede afirmar que la participación en los huertos urbanos, así como en las diversas tareas relacionadas con estos, potencian la comunicación, la participación social y el sentido de pertenencia a un lugar, a la vez que se fortalece el tejido y la cohesión social, en el que cada usuario experimenta una gran satisfacción incidiendo directamente y de manera positiva en el bienestar social general de cada individuo.

Autora: Lourdes Carretero Brito. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here