¿Cómo conciliar la pesca y la conservación de la biodiversidad?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, media: 4,95 sobre 5)
Cargando…

pesca 4Del 1 al 10 de septiembre tendrá lugar en Hawaii el Congreso Mundial de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza que reunirá a líderes del gobierno y a las principales organizaciones no gubernamentales (ONG). El objetivo principal del congreso es proteger el 30% de las zonas costeras y marinas del mundo, restringiendo totalmente la pesca y otras formas de explotación para el año 2030.

pesca
Área Marina Protegida Isla de Coco, Costa Rica. Fuente: sosoceanos.blogspot.com

Con esta iniciativa se pretende recuperar las especies sobreexplotadas en estas zonas protegidas pero no queda claro que está medida pueda beneficiar a la biodiversidad marina global y se ha abierto un debate entre diversos puntos de vista.

De una parte, se encuentran los conservacionistas que ven la creación de las áreas marinas protegidas (AMP) como la única forma de proteger la biodiversidad. Por otro lado, se encuentran los que creen que es mejor restringir el uso de determinadas artes de pesca y prohibir la captura de ciertas especies.

La segunda estrategia se ha comprobado que es más eficaz que restringir completamente la pesca ya que se evita trasladar el problema de la sobrepesca a otras zonas. Sin embargo, en las últimas décadas, numerosas ONG y grupos conservacionistas han utilizado las AMP como principal herramienta para la protección de los océanos.

Con una estrategia basada en la gestión se han obtenido resultados favorables para reducir la sobrepesca, recuperar las poblaciones de peces y proteger la biodiversidad de los océanos.

Para conseguir una buena gestión, primero se deben identificar los problemas y actuar en modo de resolverlos de la forma más eficaz. Por ejemplo, si un tipo de pesca impacta en el hábitat como es el caso de la pesca de arrastre, se debe prohibir este tipo de pesca. Si una especie se encuentra amenazada por ser una especie capturada involuntariamente junto con las especies objetivo se puede resolver el problema cerrando la pesquería o permitiendo la pesca sólo en ciertas épocas del año o cambiando las técnicas de pesca para reducir la captura accidental.

pesca
Pesca de arrastre de fondo. Fuente: Oceana.org

En Estados Unidos, Europa, Nueva Zelanda, Australia, Islandia, Noruega y Canadá gracias a una adecuada gestión pesquera, la sobrepesca se ha reducido a la mitad entre 1997 y 2014. Por otro lado, las estrategias adoptadas recientemente por los principales países latinoamericanos, como Perú, Argentina y Chile, han reducido la sobrepesca de un 75% en 2000 al 45% en 2011.

Los países que gestionan eficazmente la pesca, han conseguido mantener estables las poblaciones de peces.

Algunos estudios han demostrado que prohibir la pesca en un área, aumenta la densidad de peces alrededor del 166%. Sin embargo, se cuestiona que la pequeña fracción del océano ocupada por la AMP pueda beneficiar a la biodiversidad fuera del perímetro de protección.

Para mejorar la biodiversidad es necesario un cambio de enfoque y trabajar en función de las necesidades que requiere cada zona. Para ello, es necesario planificar el uso de los recursos marinos y realizar una gestión integrada que permita regular la pesca a la vez que conservar la biodiversidad. Después de más de una década de discusión y algunos intentos para llevar a cabo una política conjunta, existen pocos ejemplos que se ha realizado con éxito debido a la falta de acuerdo entre las partes interesadas.

A pequeña escala se han conseguido mejores resultados entre los partidarios de las AMP y las organizaciones encargadas de la gestión pesquera. Por ejemplo, en Filipinas e Indonesia, las comunidades están trabajando conjuntamente con los gobiernos locales y las ONG para tratar de reconstruir los arrecifes de coral y los caladeros. Aquí, el objetivo principal es realizar una pesca sostenible.

En cambio para la pesca industrial realizada a escala nacional como en Europa, Australia y Nueva Zelanda es difícil llegar a un acuerdo entre ambas partes ya que no colaboran conjuntamente.

Para fomentar la colaboración se debería crear un único departamento de gestión del medio marino que se encargue de la gestión de la pesca y la conservación a escala local, nacional e internacional para conseguir resultados eficaces.

Autora: Victoria Fernández. 

Descubre más en nuestro blog sobre la pesca y la sobrexplotación de los recursos pesqueros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here