Biodiseño : Casas ecológicas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Construir viviendas ecológicas en cualquier lugar de España con un material transpirable, que no desprende tóxicos y que, además, resulta económico a partir de un desecho agrícola son algunas de las ventajas de edificarlas con balas de paja.

Por ello, las personas que contratan este tipo de obra «suelen estar preocupadas tanto por su salud como por el medio ambiente, quieren mejorar su calidad de vida profundamente», motivo por el que las bioconstrucciones requieren una relación «cercana» con el cliente para conocer sus necesidades reales.

Fuente: www.construyehogar.com
Fuente: www.construyehogar.com

La paja es el tallo seco de algunas plantas y en especial de los cereales que, generalmente, se desecha una vez recolectado el grano en la producción anual. A veces se emplea para alimentar el ganado pero en otras ocasiones «no se le da salida alguna y acaba quemada o podrida» cuando, bien utilizada, cualquier especie puede servir para levantar un hogar confortable, limpio y natural siempre que sea de caña larga «en la medida de lo posible» y no se haya empapado en el campo.

Cualquier técnica de construcción que incluya paja «debe tener un zócalo o muro que la preserve de la humedad del suelo», además de una tela impermeable para proteger la vivienda, aclara esta experta.

En el caso de las cubiertas o tejados, deben disponer de aleros para evitar que la lluvia recaiga directamente sobre el muro «y también hay que aislar las ventanas para que no tengan ningún punto débil y queden totalmente resguardadas».

El hecho de que los materiales para la bioconstrucción se extraigan de un lugar cercano a la casa -reduciendo así sus costes de transporte- se traduce en otro beneficio tanto económico como medioambiental. Aún así, una obra de estas características supone el mismo coste que una tradicional, dado que es un trabajo artesanal.

y a menudo incluye un estudio para combinar «la recogida de aguas pluviales, grises y fecales, con retretes secos» o cajones de recogida de heces para su compostaje. En cuanto al calor del hogar, «se trabaja con la denominada calefacción pasiva, para aprovechar el sol vertical durante el verano y con la creación de grandes ventanales en dirección sur para el invierno».

Incluso al final de sus días estos edificios resultan ecológicos porque «los restos de una vivienda bioconstruida con paja forman un compostaje que ayudará a la creación de espacios verdes en la zona, a diferencia de las toneladas de hormigón y otros materiales que se desechan en la construcción convencional».

Fuente: EFEverde

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here