Cambio climático: ambientalistas versus Donald Trump

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

El cambio climático corre grave peligro de acentuarse. El Movimiento Global Verde considera que el ascenso de Donald Trump es totalmente pernicioso para la defensa del medioambiente. El flamante presidente electo  de Estados Unidos niega la existencia del cambio climático. Por ello, GGM (Green Global Movement) se prepara para enfrentar el más duro desafío de su existencia.

Trump dice que el calentamiento global no existe
Cambio climático: ambientalistas en todo el mundo manifiestan preocupados por los dichos de Trump.
Fuente: http://cdn.20m.es

Se han recibido miles de dólares en donaciones y una avalancha de protestas se extiende por todo el mundo. Además, ya se están planteado desafíos en las cortes judiciales. El ascenso al poder de Trump, Palin su vicepresidenta y varios magnates petroleros que ocupan varios cargos en el poder político, han aparejado como contrapartida un importante incremento en los fondos. El objetivo: dar batalla sin tregua para proteger el planeta.

Varios organismos y personajes públicos se manifestaron abiertamente a favor del medio ambiente. Desde Earth Justice -especialistas en defensa del derecho medioambiental- se reportó que recibieron sustanciales donaciones para encarar las esperadas luchas judiciales.

Luego de «reprender» en los últimos años a Obama, los ambientalistas están por comenzar la batalla de sus vidas. Se anticipan campañas en torno a la acción para frenar el cambio climático y la protección de los parques nacionales. Esperan que con el apoyo de la gente se logre que Trump no pueda separar ambas aspectos del mismo asunto.

Consideran una gran ventaja que el Congreso y la Casa Blanca estén en manos republicanas. Así, no solo se movilizará la población, sino que esperan que los reclamos encuentren eco en los políticos de la oposición.

Todos contra el cambio climático

Michael Brune es el actual director de Sierra Club. Se trata del grupo ambientalista más poderoso de Estados Unidos. Brune manifestó que la actitud a partir de ahora no será sólo de defensa

«si Trump trata de frenar las acciones contra el cambio climático, se encontrará con una masa organizada de personas que lucharán contra él, en los tribunales, en el Congreso y en las calles».

El director del grupo internacional 350.org, May Boeve dijo que la mejor manera de impulsar una alianza progresista que involucre al mayor número posible de ciudadanos se puede lograr impulsando una economía 100% renovable y que todos puedan acceder a ella. De hecho, el ámbito de desarrollo económico en mayor expansión es el de las energías limpias. Potencialmente, se trata de la principal fuente de trabajo para el siglo XXI.

Los grupos ambientalistas prevén que la lucha será más equitativa que la que hubo que librar contra Bush. Esto se debe a que ahora hay una lucha internacional que apoya a los grupos ambientalistas dentro de Estados Unidos.

Por ejemplo, en la agenda sobre el clima del encuentro realizado en Marrakech por la ONU, grupos empresarios como Kellog y Marte se comprometieron a realizar planes para descarbonizar sus empresas a largo plazo.

Hoy las empresas norteamericanas forman parte de conglomerados económicos internacionales. Por ello, no pueden tomar iniciativas unilateralmente en cuanto a temas de interés global. Esto representa una gran ventaja en la actualidad, a diferencia de hace 10 años.

En el Reino Unido -por ejemplo- un grupo multipartidario se sumó a sectores ambientalistas. El propósito: planear estrategias contra los dichos de Trump referentes al cambio climático. Varias manifestaciones se organizaron. Otras -ya planeadas- se enfocarán en impedir que cumpla con su promesa electoral de retirarse del Club de París.

Por otra parte, en Australia los grupos ambientalistas ya están movilizándose para eliminar el proyecto de explotación de una mina de carbón que sería la más grande del país y una de las más grandes del mundo. El freno a éste emprendimiento -iniciado por el grupo  Adani- ya ha sido una de las mayores luchas del movimiento climático.

Mineros a favor de Donald Trump
Mineros apoyan a Trump hablando sobre inexistencia del calentamiento global.
Fuente:https://noticias.terra.com

Evitar el «efecto Trump»

La preocupación en Australia es que luego del fenómeno estadounidense, la clase trabajadora se incline a votar a favor de un gobierno similar al de Trump. Con lo cual, el problema sería mucho más grave.

La lucha es internacional y a éstas alturas no hay grupos ambientalistas que trabajen solo por sus propios países. Las mayores preocupaciones se centran en frenar las campañas de las extremas derechas. Poner el énfasis en  la salud pública, educación y calentamiento global, ha sido un planteo exitoso en Australia.

Los defensores del medio ambiente no revelan cuales serán sus estrategias para vencer en ésta contienda. Ya han avanzado en varias iniciativas como el ejemplo citado de la mina Adani y esperan encontrar el respaldo  en la ciudadanía. ¿Lo lograrán?

Fuente: The Guardian.

Descubre más en nuestro blog sobre Cambio climático

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here