Bruselas cede ante las presiones y rebaja sus exigencias sobre emisiones de automóviles

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

El caso Volkswagen está pasando factura a las negociaciones en Bruselas sobre el plan de emisiones de los coches, ya que son varios los países pertenecientes a la Unión Europea han solicitado a la Comisión Europea que rebaje las exigencias sobre emisiones en automóviles.

Fuente: www.rtve.es
Fuente: www.rtve.es

La propuesta actual de la Comisión Europea, es bastante exigente e incluye la propuesta de realizar controles en carretera a los coches, reduciendo al mínimo los plazos para que el sector cumpla con los límites de emisiones establecidos.

España, Italia, Francia y Alemania, países dedicados a la fabricación de automóviles se oponen a esta propuesta ya que supondría entre que entre un 10-30 % de los  modelos de coches no cumplirían estas limitaciones en las emisiones y por lo tanto deberían retirarse del mercado, con las grandes repercusiones económicas que esto supondría para un sector que ha sido castiga por la crisis y que en los últimos años parece que vuelve a remontar.

Por otro lado están países como Dinamarca y las ONGs ambientales, que ven necesaria esta regulación después del caso Volkswagen, caso sobre el cual la Comisión Europea ha decidido echar tierra por encima y pese que se intuyen posibles sanciones tanto para la marca de coches como para Alemania por incumplimiento de la normativa europea, no se prevén ningún tipo de acciones más contundentes por parte de Europa.

La nueva propuesta de la Comisión Europea consiste en aplicar controles de las emisiones en carretera y no en el laboratorio como se estaba haciendo hasta ahora. Desde la aprobación de esta propuesta hasta 2019, se podrán sobrepasar en un 60% el límite de emisiones de dióxido de nitrógeno (80 miligramos por kilómetro) a partir de ese fecha se permitiría sobrepasar los límites en torno a un 20%.

Ante la oposición que se está encontrando la Comisión Europea ha decidido hacer más laxa su propuesta para la negociación, dejando que hasta 2019 se puedan superar los límites  hasta el 110% y a partir de esa fecha en un 50%, lo que a todas luces resulta pobre para evitar el grave problema ambiental de las emisiones contaminantes a la atmósfera, pero una vez más y tal y como se está reflejando en las negociaciones, pesa más el beneficio económico que la protección al medio ambiente.

Fuente: El País

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here