Algo inquieta a los apicultores de los EEUU que han visto como en el último año de producción de miel que abarca desde abril de 2014 hasta abril de 2015 sus colonias de abejas se han visto reducidas en un 42,1 %, superando con creces los datos de mortalidad recogidos hasta ahora.

abejas
Fuente: www.ecoavant.com

Este seguimiento sobre la mortalidad de las colonias de abejas se lleva a cabo por entidades científicas y las administraciones públicas, dentro del consorcio Bee Informed Partnership . Este se ha realizado a través de cuestionarios que han sido entregados a 6.128 apicultores que gestionan 398.247 colonias de abejas (14.5% de las colonias de abejas de Estados Unidos)  para que los rellenen.

Estos datos muestran una tendencia al alza sobre la mortalidad de las abejas en los últimos 12 meses, sobre la tasa de mortalidad recogida el año anterior en el cual se perdieron el 34,2% de las abejas estudiadas, cuando la media que se estima es de entre un 15% y un 20%. Además se demuestra que se ha cambiado la periodicidad de esta mortalidad, ya que se han producido más muertes en verano cuando normalmente el pico de la mortalidad es en invierno.

Esta situación no es nueva, ya que hace 20 años un grupo de apicultores franceses llamaron la atención sobre el despoblamiento de las colmenas debido a la desaparición de las abejas. Finalmente se comprobó que esta situación era a nivel global y pese a que se han realizado numerosos estudios todavía no se conocen las causas concretas de esta mortalidad, aunque se apuntan algunas como la incidencia de los parásitos, el uso de pesticidas e insecticidas utilizados en la agricultura  y el cambio climático.

Ante esta situación de desconocimiento de las causas reales de este aumento de la mortalidad de las abejas se han desarrollado algunas medidas, como en el caso de Europa que ha prohibido varios pesticidas del grupo de los neonicotinoides.

Fuente. La Vanguardia.

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here