El agua virtual y la huella hídrica son unos indicadores ambientales que permiten cuantificar los flujos de agua en función de las actividades humanas. Estos indicadores son muy utilizados en la planificación hidrológica y gestión ambiental.

El agua virtual

La definición de agua virtual es el volumen de agua que se necesita de forma directa e indirecta para elaborar un producto (Allan, 1998).

Fuente: espaciosutentable.com

El concepto de agua virtual nace debido a la preocupación por la escasez de agua que existe en algunos países. De este modo, al calcular el agua virtual de un producto se pueden gestionar los recursos hídricos de una forma más eficiente.

Por lo tanto, se evita producir aquellos bienes que necesiten mucha agua virtual e importarlos de otros países. El ahorro hídrico se puede destinar a otras necesidades de la población.

Por ejemplo, para producir 1 kilo de trigo se necesitan 1000 litros de agua y 1 kilo de carne alrededor de 10.000 litros. Si en vez de producir 1 kilo de trigo y 1 kilo de carne, lo compro a otro país puedo ahorrar 11.000 litros de agua que puedo destinar a otra cosa.

De este modo, se ha creado un comercio que crea flujos de agua virtual entre países productores sin problemas hídricos y los países donde escasea el agua.

La huella hídrica

Como huella hídrica se entiende el volumen de agua dulce (de lluvia, superficial o subterránea) que consumimos en el desarrollo de cualquier actividad humana (Hoekstra y Hung, 2002).

Se puede calcular en función del gasto hídrico de un consumidor, un productor, un proceso, un producto o de un área geográfica.

Se puede distinguir entre la huella hídrica de uso directo que es el agua dulce utilizada en los procesos productivos y de uso indirecto que se refiere al agua que contienen las materias primas.

Además existen tres tipos de huellas hídricas en función del origen del agua:

Fuente: caminoshima.wordpress.com
  • Verde, es el agua de lluvia que queda almacenada en el suelo en forma de humedad y que es utilizada por la vegetación para su sustento.
  • Azul, está formada por la escorrentía superficial que alimenta a los ríos y los acuíferos y puede acumularse en lagos o embalses. La huella hídrica azul se puede considerar como el consumo doméstico, industrial y agrícola.
  • Gris, es el volumen de agua contaminada que se genera en los procesos productivos.

Debido a que la huella hídrica esté referida a un espacio geográfico y a un tiempo, nos permite crear series de datos y estudiar la evolución de los usos de los recursos hídricos en el tiempo y en el espacio.

Además estos indicadores son una valiosa herramienta de información utilizados para concienciar a la población de un consumo más sostenible.

Descubre más en nuestro blog sobre Huella Hídrica

curso-huella-hídricaCURSO DE CÁLCULO DE HUELLA HÍDRICA

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here