Gracias a la agricultura de precisión sabemos que la productividad de los sistemas agropecuarios presenta una elevada variabilidad espacial y temporal. La heterogeneidad espacial está causada por distintos factores ambientales, entre los que se encuentra la calidad de los suelos, la presencia de malezas, enfermedades o plagas. En cambio, la variación temporal se relaciona principalmente a diferencias en las condiciones climáticas entre años y a las prácticas de manejo.

agricultura de precisión

Durante muchos años investigadores y extensionistas no reconocían a la heterogeneidad como un problema, y definían recomendaciones de siembra, fertilización o aplicaciones de agroquímicos basadas en valores promedio a nivel de lote, obtenidos a partir de procedimientos de muestreo. Esto significa aplicar una dosis de insumo mayor o menor a la necesaria a nivel local, reduciendo la eficiencia de los procesos de producción y aumentando el riesgo de contaminación.

La agricultura de precisión, permite cuantificar esta variabilidad para lograr el mejor manejo, para cada lugar y momento. Esto se realiza identificando unidades de manejo homogéneas internamente y distintas entre sí, cada una de las cuales es sujeta a un manejo diferente (por ejemplo, distinta dosis de fertilización). La aplicación exitosa de prácticas de Agricultura de Precisión aumenta la eficiencia de los procesos de producción, reduce costos, mientras que reduce la contaminación.

Esto no sería posible sin la existencia de una base de datos organizada en un Sistema de Información Geográfica (SIG). La agricultura de precisión implica un sistema cíclico de recolección de datos (imágenes satelitales, mapas de rendimiento, mapas de suelos, mapas topográficos, etc.), y los SIG tienen un rol preponderante en la integración, interpretación y análisis de la información disponible. El SIG actúa como integrador de los conocimientos disponibles y permite ordenar información histórica y nueva.

Una etapa crítica a la hora de implementar sistemas de Agricultura de Precisión es la interpretación de toda la información disponible para llegar a la toma de decisiones. En muchos casos, productores o asesores acumulan gran cantidad de información a lo largo de los años, pero no cuentan con las herramientas necesarias para interpretarla y transformarla, por ejemplo, en la aplicación variable de insumos.

Es por ello que, llegada esta etapa, el manejo de SIG y técnicas de estadística espacial resulta de vital importancia para alcanzar un mapa de unidades homogéneas de manejo. Una vez obtenido este producto, es igualmente importante el conocimiento agronómico, que permite caracterizar las limitaciones productivas de cada zona con el fin de optimizar el manejo en cada una de ellas, que es el fin último de la agricultura de precisión.

agricultura de precisión

Descubre más en nuestro blog sobre Agricultura

¡Comenta desde tu cuenta de Facebook!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here